Identificar bien a tus clientes es fundamental para la aplicación de la Ley contra el Lavado de Dinero y de Activos. La DEBIDA DILIGENCIA en el Artículo 9-B establece: «los sujetos obligados deben establecer una política interna para identificar a sus clientes». Es aquí donde surge el concepto de listas negras y grises. Las empresas